10 Tips para que su empresa logre vender más

1) Mantenga al cliente informado – La mayoría de los problemas se generan por falta de comunicación o información imprecisa. No permita que el cliente se entere de las cosas a última hora o por terceros.

2) Sea cauteloso con las promesas – Cuando los procesos no están muy afinados y el riesgo de incumplir una promesa es alto, es mejor cubrirse para tener margen de maniobra y poder reaccionar en caso de una eventualidad. Es mejor sorprender por cumplir antes de tiempo, que por retrasos.

3) Enamore por su propia cuenta – El asesor es la imagen de la empresa frente al cliente. Más allá de una marca y de un ente corporativo está la persona que interactúa. Tome la iniciativa de enamorar a su cliente con un trato amable, una sonrisa, conociendo el nombre de sus hijos y su pareja, esmerándose por sorprender. Los clientes se casan con los vendedores, a veces más que con las mismas marcas. (Recursos adicionales: 45 ideas para deleitar a un cliente y El primer paso para enamorar a un cliente).

4) Haga que las cosas pasen – Es cierto, que las cosas al interior de la empresa no funcionen como deberían, es frustrante. Pero tampoco significa quedarse de brazos cruzados. Todo empieza por su actitud y por su convencimiento de que a pesar de su empresa, usted puede transformar su realidad.
Recuerde: No es víctima, es protagonista. Haga que las cosas pasen.

5) Asuma los procesos – Esto significa complementar algunas de las cosas que deberían hacer otras personas. De nuevo, no es el deber ser pero le ayuda. Al final del día son sus resultados los que están en juego y no puede darse el lujo de fallar por causa de otras personas. Asumir los procesos significa diligenciar previamente información para otras áreas y para el mismo cliente, en vez de que la compañía envíe la información, envíela usted mismo, y cosas por el estilo.

6) Mantenga al tanto a su equipo – Apóyese en su equipo directo. No tienen que ser subalternos o personas que dependan de usted.

7) Sea obsesivo con el seguimiento – Especialmente si los procesos internos son inestables, no espere a que estallen los problemas, detecte contactos de incendio y tome medidas. Verifique que cada acción al interior de la empresa está fluyendo como debería. De no hacerlo podría perder tiempo valioso. No asuma que las cosas se van a hacer, verifique que se están haciendo.

8) Haga la tarea – Cuide los detalles. Las grandes fallas en el servicio surgen de pequeños detalles desatendidos. El ingreso de una orden de compra con un número equivocado en la cantidad, la referencia o la fecha de entrega, puede iniciar una cadena de errores. Automatice todo lo que pueda para minimizar fallas en los detalles de la operación.
Sea lo más acertado posible con los pronósticos de ventas y provea a la compañía de la información necesaria para minimizar agotados y otros problemas logísticos y administrativos.

9) Involucre otras áreas – Otras áreas pueden estar afectando la gestión comercial, no por mala fe, sino por desconocimiento del impacto en la experiencia del cliente. Cada área y cada persona que impacte el proceso debe saber exactamente cómo afecta su trabajo el resultado final. La experiencia del cliente es la sumatoria de múltiples interacciones de diferentes personas. Sólo al verlo como un todo se identifican oportunidades de mejora.

10) Levante la mano – Haga consciente a la compañía de las falencias. Levante banderas amarillas cuando algo no funcione como debería. Proponga alternativas para simplificar los procesos y facilitarle la vida a los clientes, sin afectar los intereses de la empresa.

David Gómez
Director de Bien Pensado
Bienpensado.com

Agencia Blue Design Colombia

Somos Blue Design Colombia Agencia de Publicidad -> http://www.bluecolombia.co

Deja un comentario