5 Cosas que necesita saber sobre las reglas de origen inclusivas y cómo afectarán el comercio en 2017

Hace dos semanas, el Sector de Integración y Comercio del BID y el Centro Internacional para el Comercio y el Desarrollo Sostenible organizaron un Diálogo sobre reglas de origen inclusivas como parte del proyecto RTA Exchange. Las reglas de origen (RdO) nos informan de dónde vienen los productos y cómo deberían ser tratados en un mercado particular. Las “reglas” son las provisiones que determinan el “origen” nacional de un producto, y si ese producto es elegible para el trato preferencial ofrecido por algún tratado de libre comercio (TLC). Estas normas establecen también los procedimientos y los requisitos que permiten a las autoridades aduaneras aplicar normas y permitir tratos preferenciales.

En el seminario se discutieron los temas críticos relacionados con las RdO y cómo las mismas se pueden hacer más inclusivas a nivel regional y multilateral, a través de la simplificación y armonización. A continuación, se presentan los cinco aspectos más importantes de RdO y el comercio inclusivo que usted debe conocer.

1. Las reglas de origen demasiado estrictas podrían impactar las cadenas de valor globales

Los países que participan en las cadenas globales de suministro tienden a abastecer un 15% más del valor agregado de sus insumos de otros miembros del mismo TLC, en promedio, que de quienes no son miembros. Esto se debe, en parte, a las reglas de origen que determinan si esos productos son elegibles para recibir tratamiento preferencial. Si bien ser miembro de un acuerdo comercial no necesariamente impide el desarrollo de cadenas de suministro con países que no son miembros, la evidencia empírica sugiere que las RdO tienen implicancias significativas sobre el modo en que las firmas eligen la localización de sus actividades productivas. Por lo tanto, si las RdO son estrictas, pueden tener un impacto negativo sobre el desarrollo de las cadenas de valor, al desincentivar el uso de partes y materiales más baratos provenientes de terceros países.

2. Las reglas de origen complejas pueden impedir el comercio de países en desarrollo

Los criterios de origen generalmente varían entre los diferentes productos dentro de un TLC dado, así como entre los distintos TLC para un producto determinado. Esta variabilidad puede inducir a confusiones y errores a la hora de decidir en dónde invertir y a dónde exportar. Los países en vía de desarrollo, en particular, son afectados por esta complejidad, dado que añade incertidumbre a su toma de decisiones ya su capacidad de beneficiarse de mayor acceso a mercados, otorgado a través de los TLC y preferencias unilaterales. Por lo tanto, hay quienes argumentan en favor de la simplificación y armonización de las RdO y en pos de la ampliación de la acumulación a través de los distintos TLC y de los esquemas del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), a fin de reducir los costos efectivos que enfrentan los participantes activos y potenciales de las redes internacionales de producción. Esto adquiere especial relevancia en el caso de los países en desarrollo, cuyas tasas de participación en las cadenas globales de valor son relativamente bajas.

3. Las reglas de origen simplificadas representan un comercio más inclusivo

La gran red de TLC crea desafíos para operar a través de múltiples acuerdos con distintas RdO. Por ejemplo, cuando las RdO obligan a una empresa a obtener ciertos insumos dentro de un TLC, pero el abastecimiento fuera de la región sería más barato, los costos de las empresas aumentarían y las exportaciones podrían caer. Por lo tanto, ante cualquier TLC, una empresa debe equilibrar los beneficios de las preferencias arancelarias con los costos adicionales de cumplimiento de sus reglas. La ampliación del conjunto de países de los que pueden obtenerse los materiales “originarios” -conocida como acumulación ampliada- puede reducir los costos del cumplimiento. Al ampliar el conjunto de países desde los cuales se pueden acumular los materiales “originarios”, se incrementarán las posibilidades de incluir al proveedor que la empresa habría elegido sin restricciones de origen, o al menos se ampliarán las opciones de aprovisionamiento. Esto permite a las empresas más variedad para elegir proveedores que satisfagan sus necesidades y minimizar costos, mientras siguen siendo elegibles para las preferencias arancelarias en el TLC en cuestión.

4. Los acuerdos megarregionales tienen un rol importante y positivo

Acuerdos megarregionales como el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), el Partenariado Económico Comprehensivo Regional (PECR), el Área Continental de Libre Comercio en África (CFTA); y “mini-mega-regionales” como la Alianza del Pacífico están ampliando la acumulación, reuniendo a países con múltiples acuerdos comerciales bajo un nuevo régimen que establece un conjunto único de RdO. Mediante la negociación de un nuevo conjunto de normas que sean aceptables para las realidades económicas de los países participantes, estos acuerdos pueden promover mejor el comercio y el establecimiento de vínculos comerciales. Más importante aún, estos regímenes ayudan a reducir los costos y la complejidad de las RdO, lo que a su vez mejora las tasas de utilización de las preferencias negociadas.

5. El sistema comercial multilateral y regional puede contribuir a aumentar la coherencia en las RdO

Organizaciones como la Organización Mundial del Comercio y la Organización Mundial de Aduanas pueden ayudar a promover “mejores prácticas” para las reglas de origen. Por ejemplo, por medio de la definición de las RdO sobre estándares positivos (qué condiciones otorgan el carácter de originario), en lugar de enumerar las circunstancias que no dan lugar a bienes originarios. A nivel regional, los países deberían centrarse en medidas de facilitación del comercio para hacer más productivos los regímenes de RdO. Por ejemplo, integrando el origen preferencial con las ventanillas únicas electrónicas -especialmente aquellas que son interoperables entre países- puede ayudar a que el comercio fluya de manera más eficiente. Los sistemas de operadores económicos autorizados también podrían incorporar el origen preferencial mediante la adopción de una regla de “una vez y hecho” por la cual los comerciantes frecuentes demuestren su origen sólo una vez, con la ventaja de que se les conceda un tratamiento acelerado en el futuro.

La enredada red global de TLC está en la época ideal para reformas de las disposiciones de origen que puedan hacer que funcione más racionalmente y dar a los países en desarrollo más oportunidades para crecer a través de la participación en los mercados globales. Los próximos informes del Diálogo establecerán recomendaciones más concretas para cambios en las políticas que puedan contribuir a este objetivo.

Agradecimiento: Banco Interamericano De Desarrollo

Agencia Blue Design Colombia

Somos Blue Design Colombia Agencia de Publicidad -> http://www.bluecolombia.co

Deja un comentario