El Gobierno Corporativo en las Empresas Familiares

El Gobierno Corporativo construye la estructura adecuada de gestión y control de las empresas. Incluye las reglas que regulan las relaciones de poder entre los diferentes actores involucrados (accionistas, consejo de administración, directivos y los grupos de interés).

La estructura de gobierno depende de las características de la empresa familiar que implica asamblea de accionistas, consejo de familia, junta directiva; órganos orientados por un protocolo familiar que permite hacer explícitas y claras las normas de relacionamiento de la familia fundadora con el negocio familiar.

El gobierno corporativo busca establecer un vínculo de comunicación formal entre la familia y la empresa, mantener la armonía entre quienes son socios en la empresa, y aquellos que, siendo miembros de la familia, pero que no tienen una participación de propiedad directa en ella, se ven impactados por lo que sucede en su al interior.

Generalmente, las empresas familiares tienen una débil estructura de gobierno, si la tienen; de allí que sea normal encontrarse con directivos que toman decisiones gerenciales inapropiadas o no informadas, decisiones estratégicas que atentan contra la posibilidad de la empresa de crecer, consolidarse, ser rentable y perdurar en el tiempo.

Esta situación deja expuesto el negocio familiar a repetir de nuevo el mismo ciclo: una decisión gerencial inapropiada y acciones correctivas para controlar los daños directos y colaterales de estas decisiones.

Lo que no logran identificar las familias es la razón por la cual la empresa está expuesta a decisiones gerenciales que atentan contra la estabilidad y consolidación de la misma.

La existencia de órganos de control como la junta directiva, permite que la gerencia se ocupe de dirigir la empresa y la Junta Directiva se ocupe de que la empresa sea dirigida correctamente.

Estos mecanismos de gobierno se deben adaptar a las empresas familiares dependiendo del momento en el ciclo de vida en el que se encuentre, la dinámica de relaciones familiares y el poder (formal e informal) dentro del grupo familiar, la complejidad de la empresa y de la familia fundadora, la generación de la familia fundadora, entre otros. El empresario familiar debe formarse en estos aspectos o contar con asesores profesionales para el diseño del sistema de gobierno corporativo.

Adicional a la asamblea de accionistas y la junta directiva, las empresas familiares deben constituir una asamblea familiar y un consejo de familia. La primera, es un órgano formal donde participan todos los miembros de la familia que sirve como medio de comunicación intrafamiliar y entre la familia propietaria y la administración de la empresa, así mismo de transmitir los valores familiares y el proyecto empresarial.

El consejo de familia es un órgano donde la familia toma decisiones sobre su relación con la empresa. Allí se discuten, evalúan y valoran temas relacionados sobre la propiedad del negocio.

La estructura adecuada de gobierno corporativo en la empresa familiar es aquella que logra el equilibrio de poder entre las generaciones familiares, logra las buenas interacciones entre familia y empresa, logra el equilibrio emocional de la familia con respecto a la empresa, logra la orientación estratégica de la compañía, y logra la transmisión de los valores familiares a través de las sucesivas generaciones.

Para ello, la estructura de gobierno debe diseñarse para cada empresa familiar en particular, es decir, sobre medida. No hay estructuras iguales, cada familia debe ser considerada como caso único e irrepetible. Todas las ramas de la familia deben tener representatividad equitativa. Así mismo se recomienda la participación de personas independientes.

Dentro de la estructura del gobierno corporativo debe quedar totalmente explicito el tipo de decisiones que corresponden a cada uno de los órganos de gobierno, con el fin de evitar conflictos de poderes.

En estos órganos se encontrarán dos decisiones: la familia es lo primero y la empresa debe adaptarse, y la empresa debe permanecer y la familia obedecer.

Cada familia establecerá las decisiones en aquel órgano de gobierno de acuerdo a su cultura y donde se sienta más cómoda.

El gobierno corporativo permite a las empresas familiares ser más productivas, más rentables y más perdurables en el tiempo. En general, es el camino para tener una economía en crecimiento y más desarrollada, más aún cuando ellas representan un alto porcentaje del total de las empresas del país.

Norberto Montes Granada
Consultor Gobierno Corporativo

Agencia Blue Design Colombia

Somos Blue Design Colombia Agencia de Publicidad -> http://www.bluecolombia.co